Thursday, December 09, 2010

Restaurante italiano en Vigo

Mi pasión secreta son los italianos, ...los restaurantes (en principio). El caso es que buscando restaurantes italianos en donde celebrar mi cumpleaños, me he encontrado con la curiosa ¿paradoja? de que hay muy pocos restaurantes italianos regentados por italianos. En realidad, la gran mayoría son argentinos, urguayos y de otros lados del sur. No tengo nada en contra de sus pizzas y sus pastas, pero seamos realistas, no es lo mismo. No están mal, pero tampoco saben igual de bien que una pizza italiana de verdad. Me falta verificar esta teoría en persona en Buenos Aires o Montevideo, pero de momento, en Vigo, y dada su alto porcentaje, me parece representativo. Y sigo prefiriendo los italianos italianos (restaurantes, de nuevo xD).

Ya desesperada y pensando que iba a tener que cambiar de idea de restaurante, puesto que no encontraba ningún restaurante italiano de pura cepa en la ciudad, encontré una interesante web de un restaurante que desconocía totalmente. Apenas salía en las guías de internet, y mucho menos en las telefónicas. Este sitio, situado muy cerca de la Estación de Autobuses, en Gregorio Espino, tampoco está regentado por italianos, pero tiene muy poquito que envidiarles: tal vez la carta sea poco variada, pero como no como carne, me da igual que le falle ese aspecto.

Si lo que buscas es pizza o pasta, este es un buen sitio. Es tranquilo, sino nuevo está reformado, y las mesas son grandecillas, no están demasiado juntas y hay hasta dos ambientes, o casi, para un sitio tan pequeño. Además, no tiene la música demasiado alta, por lo que se puede hablar perfectamente. Los baños están impolutos. Y sirven a domicilio. ¿Qué más se puede pedir?

De precio están en un nivel medio: la pizza margarita pequeña (que tiene un diámetro como un plato de unos 20 cm) sale por unos 7 euros, pero las hay más baratas (cosa curiosa, porque llevan más ingredientes), desde 6 euros. Si tienes mucha hambre o pides para compartir, hay también tamaño mediano y familiar. Vamos a poner una pequeña muestra comparativa:


Margarita                S-7,60€       M 11,10€           L17,80€
Prosciutto               S 6,10€        M 8,90€             L 13,70€
Cuatro Estaciones   S 7,90          M 11,70€           L 18,70€

La verdad es que valen la pena. La masa es finísima y crujiente, casi no la notas pero no se te deshace la pizza en las manos (es que soy una fanática de la masa fina). El borde en cambio, tiene sustancia y está esponjoso, no quebradizo ni duro. No escatiman tampoco a la hora de echarle los ingredientes: hay tomate y queso de sobra, así que la base está muy bien. Además, sino te convence ninguna de las 30 pizzas que tienen en carta, te la puedes montar tú con los ingredientes que tu elijas, al gusto, sobre una base de tomate y queso.

Si lo tuyo son las pizzas, pero las rellenas, tampoco te decepcionará: en la carta encontrarás la calzone típica, pero también las llamadas "ciabattas", masa de pizza rellena, a las que puedes añadirle una salsa. El precio está muy bien, pues te salen por unos 4 €.

En cuanto a las pastas, este restaurante se acoje a las últimas tendencias del mercado: no hay platos definidos, sino que tú eliges el tipo de pasta (spaghetti, maccaroni, tagliatelle y fusilli) y la salsa al gusyo. Ciertamente podría tener más opciones de pasta, ya que hay miles de formas, o más salsas (no les sacas de la bolognesa, carbonara, al gongonzola, quattro formaggio y al funghi), pero es mejor que nada. En cambio, si lo que te gustan son las pastas al horno, tienes para elegir entre dos tipos distintos de lasagna, de tortellini rellenos, canelones y también un plato de maccaroni gratinados.

No le faltan los entrantes, entre los que destacan los pimientos rellenos y el provolone fundido, y también tienen varias ensaladas, de buen tamaño y gran variedad de ingredientes. No falta la típica ensalda de tomate y mozarella, la Caprese (mi favorita).

Es en los postres donde falla más este restaurante. El día que fui yo tenían cuatro cosas: flan de mango, tarta de la casa, tarta de la abuela, y tarta helada. Aún encima, flan de mango no les quedaba (vamos, que no lo habían hecho, porque fuimos de los primeros en entrar). La tarta de la casa es un flan con una base de bizcocho, la d ela abuela, una tarta de gallega y chocolate, y la helada, la del super de toda la vida. Vamos, que si eres de los que odian el flan, como me pasa a mí, lo tienes crudo, porque de cuatro cosas que hay en la carta, dos son flanes.

De todas maneras, a pesar de sus más y sus menos, este sitio es muy recomendable, sobre todo en plan tranquilo y sin demasiada gente. Me imagino que por la noche estará más lleno, pero siempre puedes reservar.

Lista de plato vegetarianos de este restaurante:

De entrante: el provolone

Pizzas: la Napoli (básica + los ingredientes que tú quieras), la Margherita, la Vegetaria, la Quattro Formaggio, la Spinaci y la Bróccoli.

Pasta: Maccaroni bróccoli al forno, Lasagne verdi al forno, pasta a elegir con salsa Gorgonzola, Quattro Formaggio, al Funghi.

Ciabattas rellenas: Ciabatta Vegetaria

Ensaladas: Insalata Mixta, Insalata Caprese.

¿Mi nota? Le voy a poner un 7. La camarera o es nueva o es un poco despistadilla, pero es muy maja y agradable.

1 comments:

baduljp said...

Soy fanática de la pizza y esta tiene una muy buena pinta me imagino que ha de saber deliciosa, una excelente receta de
pizza margarita ideal para disfrutar en cualquier ocasión, la combinación de sus ingredientes hacen que sea riquísima.