Thursday, December 09, 2010

El mejor restaurante vegetariano

En todos los años que llevo sin comer carne, he ido a bastantes restaurantes vegetarianos. No diré que a muchos, pero sí que a unos cuantos, y en los lugares más diversos: Salamanca, Vigo, Madrid, Kyoto, Boulder,...y aún así, mi restaurante favorito sigue siendo el único e inimitable, restaurante "azul" de Salamanca.

Me encataría deciros el nombre. No me importaría hacer publicidad. Pero creo que con "vegetariano + azul + Salamanca", vais a encontrar el sitio enseguida.
Sí, allí, pasando las ruinas del teatro Bretón.

En fin, este lugar lo conocí hace muchos años ya, en mis primeras incursiones gastronómicas por Salamanca. Os recomiendo, ante todo, reservar mesa, a no ser que seáis muy poquitos (una, dos, tres personas) y sólo si váis al mediodía entre semana. Noches y fines de semana, está hasta arriba. Pero siempre podéis llevaros la comida a casa, aunque no reparten a domicilio.

Yo recomiendo ir entre semana. Tienen un fabuloso menú del día (dos platos y postre o café) por 10,50€ que vale la pena probar. Y está entre los baratitos de Salamanca, para estar tan cerca del centro (3 minutos de la Plaza Mayor). Además, durante la semana siempre tienen más platos fuera de carta que los fines de semana. Porque, aunque la carta está muy bien, lo mejor es probar las distintas especialidades que van haciendo según la época del año,  ya que pocas veces se repiten.

Ofrecen desde ensaladas, o entrantes como hummus o guacamole, hasta un menú degustación, pasando por pastas para los niños, arroces vegetarianos, o platos con tofu o seitán. Pero entre mis favoritos destacan el "pastel de verduritas", de un sabor sutil y sublime, y los "pimientos del piquillo rellenos al jerez", un regalo al paladar (aunque no lo pidas si no te va el dulce). También recomiendo, para aquellos con estómago grande, el pastel de calabacín y queso o el hojaldre de queso y espárragos. Las hamburguesas vegetarianas están deliciosas, y vienen con una guarnición siempre distintas. También recomiendo el tofu a la naranja, y en realidad, todo lo que hay en la carta.

Además, es el único restaurante donde SIEMPRE llego a los postres. Este es un apartado muy importante para mí en cada restaurante al que voy, y este sitio sin duda se lleva un 10, una matrícula de honor. Tiene para elegir para todos los gustos: desde yogurt con muesli, pasando por una crema de limón muy suave, hasta tartas deliciosas e imaginativas, y crêpes que hasta un francés disfrutaría. Una pena que ya sólo tengan la manzana asada al brandy en temporada, porque era mi postre favorito sin duda. Pero las tartas son una auténtica maravilla, y lo mejor de todo es que siempre tienen postres fuera de carta para que no se aburran ni los clientes habituales.

Es un sitio tranquilo, en una zona sin tráfico y sin mucho ruido. La música que ponen es siempre tranquila, desde bossanova a jazz pasando por Carlos Nuñez, y la camarera es la más simpática que hayáis conocido nunca.

Si os gusta la comida vegetariana, aunque normalmente seáis carnívoros, o sí queréis atreveros con nuevas comidas, y andáis por Salamanca, no podéis dejar de ir a este "azul" restaurante.

Se lleva un 10, porque no hay un 100.

5 comments:

SEISMIC said...

Hola, ¿ya no actualizas?

SEISMIC said...

Aparte.. intento averigüar de qué restaurante hablas pero no lo descifro. No creo que decir su nombre sea publicitar, sino citar, y haría de utilidad la reseña.

doppelganger said...

No, ya no actualizo. Y en cuanto al nombre de este restaurante, por si te sigue interesando, y porque me gusta tantísimo que en realidad me encantaría poder darle más publicidad porque se la merece, te voy a decir el nombre: El Grillo Azul.

Las reglas están para saltárselas...

Y gracias por comentar

Monica said...

hace un tiempo deje de comer carne y me gustaría que me recomienden los restaurantes vegetarianos en capital federal, pienso que no hay muchos pero por lo que veo hay muchos lugares para comer sano y rico

Anonymous said...

Ya no existe ese restaurante.